Advertisement

La oposición venezolana prepara una serie de movilizaciones en todo el país para presionar al gobierno a que tome medidas para superar la crisis e impulsar el cambio del modelo socialista, anunció ayer Henrique Capriles, líder de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), una coalición que aglutina a la mayoría de los partidos políticos antichavistas.

Capriles, gobernador del estado central de Miranda y excandidato presidencial, indicó que próximamente la coalición opositora definirá y anunciará un plan de acciones que incluirá “movilizaciones reivindicativas”, pero reiteró que no son violentas ni buscan crear guarimbas (barricadas).

Advertisemen

“Estamos llegando a una situación incontenible”, afirmó Capriles al reconocer que los venezolanos atraviesan una difícil situación por la desbordada inflación y la escasez de algunos alimentos y bienes básicos.

El dirigente del partido Voluntad Popular, Leopoldo López, detenido desde febrero pasado, María Corina Machado y el alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, que impulsaron las protestas del año pasado, expresaron ayer su respaldo a la iniciativa de Capriles, e indicaron en un comunicado que “ha llegado la hora del cambio. El inmenso sufrimiento de nuestro pueblo no admite más dilaciones”.

Mientras, Maduro retornó nuevamente a Rusia para entrevistarse hoy con el presidente ruso, Vladimir Putin, en su gira por los países de la OPEP.

La reunión será para un “intercambio de opiniones (…) sobre la situación de los mercados mundiales del petróleo”, según un comunicado del Kremlin.

Venezuela, que obtiene el 96% de sus divisas de la venta del petróleo y cuyo precio se derrumba ($ 42 por barril), recibió el año esperando un ajuste en el sistema cambiario que el propio Maduro prometió el 30 de diciembre, pero que postergó hasta el final de un viaje cuya duración no fue anunciada.

En los últimos días se han visto largas filas de compradores a las puertas de los comercios y supermercados intentando conseguir todo tipo de bienes.

El Gobierno ha negado la escasez y ha denunciado una campaña “manipuladora” para generar inestabilidad y zozobra en el país. El pasado lunes presentó los resultados de un operativo en un almacén, situado en el estado occidental de Zulia fronterizo con Colombia, donde se acumulaban casi 15.000 unidades de leche maternizada, 17.076 kilos de alubias, 360 toneladas de detergente en polvo, 40.250 kilos de harina de maíz y 30.000 kilos de arroz.

El vicepresidente de Seguridad y Soberanía Alimentaria, Carlos Osorio, explicó que se trata de productos que estaban siendo acaparados para profundizar el boicot a la economía. “Encontramos productos almacenados desde el mes de septiembre y noviembre”, dijo.

El gobernador oficialista de Yaracuy, prohibió a la población pernoctar fuera de establecimientos comerciales, frente a los que se forman diariamente largas filas.

La oposición en Venezuela llama a movilizaciones afirmó Capriles al reconocer que los venezolanos atraviesan una difícil situación por la desbordada inflación y la escasez