Advertisement

Los satélites comerciales están cada vez más cerca de retratar rostros humanos. La empresa estadounidense DigitalGlobe acaba de lanzar el WorldView-3, un satélite que tiene una cámara con capacidad de tomar imágenes de altísima resolución. El lanzamiento se produce dos meses después de que el gobierno estadounidense flexibilizara las restricciones de la resolución en la fotografía comercial de 50 cm a 25 cm. Este tamaño indica hasta qué medida las imágenes se ven con una nitidez aceptable. WorldView-3 tiene capacidad de tomar retratos de 31 cm que, según DigitalGlobe, podrán mostrar en detalles fotos de “buzones y alcantarillas” tomadas desde el espacio.

La empresa tiene en estos momentos otros satélites en órbita. Con ellos toman imágenes de menor resolución, que son vendidas a empresas como Google y Microsoft. Las empresas de tecnología las usan en sus mapas digitales como Google Maps y Bing Maps. Algunas de las imágenes en estos sistemas son mejores que 25 cm ya que se han tomado con aviones más cerca a la tierra. “No va a cambiar demasiado el tipo de imágenes que vemos sobre las ciudades, aunque sí van a estar disponibles para ciertos clientes dispuestos a pagar por ellas, una nueva fuente de imágenes con alcance global,” explica Emiliano Kargiemar, fundador de Satellogic, empresa argentina que busca ingresar en el mercado de los satélite comerciales.

Advertisemen

WorldView-3 además se puede usar para propósitos civiles como diseño urbano, asistir a manejar fuegos en los bosques, y descubrir nuevas fuentes de minerales y combustibles. El satélite hecho por Ball Aerospace cubrirá 680.000 km cuadrados por día y es capaz de ver a través de humo, nubes y neblina.

El satélite enviará en breve imágenes de la Tierra y a pesar de sus 2.800 kilos, en caso de desastres u otras situaciones, podrá ser dirigido a puntos específicos con gran rapidez. Dispone de un telescopio de 110 cm de diámetro y una cámara que obtiene fotografías simultáneas en 29 longitudes de onda distintas.

El mayor cliente de DigitalGlobe es el gobierno de Estados Unidos incluyendo la agencia espacial NASA y la Agencia Nacional Geoespacial de Inteligencia, que tuvo un rol esencial en la captura de Osama Bin Laden. El 87% de las ganancias de DigitalGlobe el año pasado vinieron del gobierno de los Estados Unidos, indica The Wall Street Journal.

DigitalGlobe informó que al menos hasta dentro de seis meses no le venderá fotos de su nuevo satélite a ninguna empresa. Se estima que podrían ganar US$ 400 millones adicionales de ingresos por las nuevas imágenes, según Reuters.

DigitalGlobe está tratando de que se relajen las reglas aún más hasta llegar a una resolución de 10 cm. Las imágenes del nuevo satélite proveerán una vista más detallada del planeta, pero también trae un debate sobre la privacidad.

Aunque muchos medios han creído que el satélite tiene la capacidad de identificar rostros, Kargiemar explica: “todavía la resolución no es suficiente para identificar personas, aunque en algunas circunstancias específicas sí puede servir para contar el número de personas que están en un lugar.” Kargiemar agrega que hay muchas tecnologías que nos monitorean y controlan como los celulares, las redes sociales, las tarjetas de crédito, de descuentos y muchos más que hoy redefinen lo que entendemos como privacidad. “Las imágenes que hoy pueden obtenerse con satélites comerciales no crean un problema de privacidad para los individuos”, dice.

Para algunos especialistas, como el sociólogo Andrés Pérez Esquivel, de la Red Latinoamericana sobre Vigilancia, Tecnología y Sociedad, el aumento de la resolución de las imágenes genera problemas para la privacidad de los individuos. “El satélite que se acaba de lanzar está controlado por empresas cuestionadas por espionaje masivo en los Estados Unidos. Ellos parecen actuar bajo el principio de que si algo se puede hacer, se hace. Dicen actuar en nombre de la seguridad cuando en realidad su accionar está relacionado con estrategia militar, control y poder”.

Consultados por Clarín, la empresa DigitalGlobe se defiende: “Nosotros no estamos en el negocio de identificar domicilios particulares o personas. Nosotros ayudamos a nuestros clientes a resolver problemáticas a gran escala usando imágenes y análisis.”

Lanzan un nuevo satélite que podría capturar fotos de rostros humanos