Advertisement

La legalización de la mariguana en Estados Unidos pasa por un momento difícil en el cual el Congreso decidirá sobre una iniciativa aprobada en las elecciones de la semana pasada, y respecto a la expansión del uso de esta droga con fines medicinales en Oregón y Alaska.

Durante las elecciones pasadas Alaska y Oregón respaldaron la iniciativa con 52 y 55% de los votos que apoyaban la posesión, cultivo y venta de mariguana a mayores de 21 años. Sin embargo, expertos en el tema consideran que aún falta crear leyes para regular esa industria, pero estimaron que en 2016 ya exista algún tipo de norma para la venta del enervante.

Advertisemen

El director de comunicación de DC Cannabis Campaign, Nikolas Schiller, estimó que la iniciativa ahora tiene que ser revisada por el nuevo Congreso, que está conformado mayoritariamente por legisladores republicanos.

“Creo que los republicanos verán que un voto es un voto y no tratarán de inmiscuirse en el proceso democrático. No quedaría bien que Estados Unidos presuma de expandir la democracia en otros países y luego anule el voto popular que ha respaldado la legalización de la mariguana”, afirmó.

Schiller consideró que la iniciativa enfrentarse a varios filtros antes de ser implementada: “Si todo va bien en 2016 los adultos podrían comprarla legalmente”.

Legalización de mariguana se tambalea en el Congreso