Advertisement

En su primer acercamiento con la comunidad hispana ya como gobernador electo de Illinois, Bruce Rauner visitó la panadería Nuevo León del vecindario de Pilsen para agradecer a la comunidad hispana por el apoyo que obtuvo durante la campaña.

En la panadería Nuevo León, su propietario Abel Sauceda recibió a Rauner en su negocio que funciona desde hace 41 años. “Me siento halagado que escogió mi panadería para saludar y agradecer a la comunidad”, comentó.

Advertisemen

Según su portavoz, Rauner celebró su primer evento público y abierto a los medios con los hispanos en el barrio de Pilsen.

En ese vecindario, Rauner agradeció a la comunidad por el apoyo durante su campaña y dijo que trabajará para que el sueño americano se convierta en realidad en cada familia de Illinois.

Cabe señalar que la visita a Pilsen es parte de un tour por el estado con el fin de agradecer el apoyo que obtuvo en la campaña.

Mientras estaba en la panadería Nuevo León de Pilsen Rauner dijo que quiere mejores escuelas en los barrios, como en Pilsen y La Villita, prosperidad en los comercios, y que trabajará por fortalecer economía.

Entre otras cosas, reiteró su respaldo al incremento al salario mínimo del estado, el apoyo a las licencias de conducir para los indocumentados, al Illinois Dream Act y dijo apoyar una reforma migratoria integral.

Durante su visita a esa panadería en Pilsen, Rauner compró panecillos típicos mexicanos.

Rauner estuvo acompañado de su esposa Diana y de la vicegobernadora electa de Illinois, Evelyn Sanguinetti, la primera latina en ese puesto. Ella es de ascendencia ecuatoriana y cubana. “Soy la primera latina en la historia en este puesto, este es nuestro triunfo, es tremendo orgullo”, dijo.

“Bueno, la gente de Pilsen y La Villita ha sido muy buena con nosotros, las personas nos han apoyado, por eso estamos aquí para darles las gracias y esta no será la última vez que nos van a ver, vamos a estar aquí mucho”, dijo Sanguinetti en entrevista con La Raza.
LA COMUNIDAD REACCIONA

Aldo Valencia, originario de Chicago, dijo sentirse orgulloso porque el gobernador escogió un barrio hispano como Pilsen para agradecer a la comunidad por su apoyo.

“Creo que es el tiempo para alguien con ideas frescas, que haga nuevos cambios para el estado”, dijo Valencia, de 38 años.

La activista María D’Amezcua vio con buenos ojos la visita de Rauner a Pilsen. “Me parece fantástico, se ve que le interesa el voto hispano para el futuro”.

“Ellos [los demócratas] seguro dieron por hecho que estaríamos como ‘borreguitos’ votando siempre por ellos, pero se equivocaron”, dijo la activista.

Amezcua también dijo que ella se cambió de partido. “Todo los que cambiamos de partido, que nos hicimos republicanos, lo hicimos por coraje, porque los demócratas nos ignoraron”.

Para el activista Jesús Vargas, la visita de Rauner a Pilsen es una buena señal porque “están cambiando el discurso antiinmigrante por estar más con la comunidad que es la que los ha ido posicionando en los puestos de poder”.

Este domingo antes de visitar el barrio de Pilsen, Rauner asistió a un servicio religioso en la iglesia bautista Rock of Ages, en Maywood, Illinois, al cual no tuvo acceso la prensa.

Gobernador electo Bruce Rauner agradece el apoyo de la comunidad en Pilsen