Lluvias provocadas por Iota dejan 16 muertos en Nicaragua

(AP) — Al menos 16 personas murieron en Nicaragua en las últimas horas, siete de ellas soterradas por un derrumbe en una zona montañosa del norte afectada por severas lluvias y deslizamientos de tierra causados por el paso devastador del huracán Iota, informó el miércoles la vicepresidenta y primera dama, Rosario Murillo.

En declaraciones a medios oficiales, Murillo confirmó que un alud de piedras y lodo se registró en una comunidad del Macizo Peñas Blancas, zona rural del departamento de Matagalpa, en el norte, donde brigadas del Ejército y la policía han recuperado siete cadáveres y siguen trabajando.

Según Murillo, entre los cuerpos encontrados hasta ahora en el lugar hay una mujer de 34 años con sus tres hijos menores de edad, cuya vivienda quedó sepultada por el alud. Agregó que los rescatistas sacaron con vida a cuatro campesinos, y dijo que estas muertes se suman a las de al menos otras ocho personas el martes en zonas del norte y sur del país, también afectadas por desbordamiento de ríos e inundaciones.

Si bien el gobierno cifra en siete los fallecidos por el alud en Peñas Blancas, donde también se han reportado 15 desaparecidos, el productor cafetalero Henry Hueck, propietario de la hacienda San Martín, vecina al sitio del derrumbe, aseguró que el deslave cobró 16 vidas.

El campesino Miguel Rodríguez, trabajador de la finca San Martín, dijo a The Associated Press que él vio al menos “siete cadáveres regados” en la zona.

“El deslave se vino con toda la tierra y se hizo como un río que bajó. Las casitas que estaban se las trajo toditas. Son cinco viviendas, cinco familias”, relató todavía impactado.

Según el campesino, habría todavía varias personas con vida dentro de otra vivienda al otro lado del cerro, que quedó aislada por el derrumbe y a la cual las brigadas de rescate intentan llegar.

Por su parte, el Ejército informó que ha movilizado a más de 100 rescatistas hacia allá y que el acceso es muy difícil, pues las lluvias causadas por Iota y por el huracán Eta socavaron los suelos y derribaron troncos de árboles que han bloqueado los caminos.

El Macizo Peñas Blancas es una montaña de 1.700 metros de altura que forma parte de la Cordillera Isabelia, una de las formaciones rocosas más grandes de la región norte de Nicaragua.

Iota azotó el norte de Nicaragua desde el Caribe como un huracán de categoría 4, provocando la destrucción de viviendas, deslaves y desbordes de ríos. El gobierno había informado el martes la muerte de seis personas, incluidos dos niños.

En tanto, el gobierno de Estados Unidos anunció que destinó 17 millones de dólares en asistencia humanitaria para ayudar a los afectados en Guatemala, Honduras y Nicaragua por Iota y Eta —que castigó a la región hace dos semanas_, según un comunicado oficial emitido en Washington.

Informó también que ha enviado a esos países a expertos del Equipo de Asistencia para Respuesta ante Desastres de la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés), que ayudarán a identificar los daños y necesidades en coordinación con las autoridades locales y agencias internacionales.

Iota azotó la costa de Nicaragua en el Caribe e inundó partes de la vecina Honduras que seguían afectadas por las crecidas provocadas por Eta.

Tras perder intensidad, Iota avanzaba tierra adentro por el norte de Nicaragua y el sur de Honduras el martes en la noche convertida en tormenta tropical, pero los meteorólogos advirtieron que sus intensas lluvias siguen suponiendo riesgo de inundaciones y deslaves. Tenía vientos máximos sostenidos de 65 kilómetros por hora (40 millas por hora) y se movía en dirección oeste a 19 km/h (12 mph).

Similar Articles

Comments

Noticias recientes