Condado Palm Beach vive los efectos del acelerado paso a la fase 3 por COVID-19

Palm Beach, FL.- El condado Palm Beach y todo el estado de Florida abrieron la economía y están viendo un aumento constante en los casos de COVID-19, junto con las tasas de positividad.

Los líderes del condado están limitados en cómo pueden responder y por eso se necesita la ayuda de todos.

En septiembre, cuando el gobernador Ron DeSantis reabrió Florida, prohibió a los gobiernos locales cerrar negocios, multar a las personas por no usar máscaras y restringir la capacidad de un negocio.

El estado estaba viendo una disminución en los casos de COVID-19 cuando el gobernador tomó esa decisión. Algo que no está sucediendo en este momento.

Antes del anuncio del gobernador, el condado de Palm Beach se comprometió a reabrir gradualmente en un plan por etapas que lentamente abrió negocios cerrados y levantó las restricciones de capacidad poco a poco.

El plan sirvió como modelo con fechas aproximadas para levantar las restricciones, si los casos de COVID-19 tuvieran una tendencia a la baja. Si los casos aumentaron, los líderes del condado también retuvieron el derecho de restablecer ciertas restricciones.

Ese plan fue descartado cuando el gobernador DeSantis ordenó la reapertura de todo el estado.

Similar Articles

Comments

Noticias recientes