Advertisement

En medio de una ola de mal tiempo que no da tregua en Texas y se ha cobrado al menos seis vidas, vecinos afectados por las severas inundaciones en el condado de Montgomery, al norte de Houston, ven con desconsuelo cómo se dañó su patrimonio en muy poco tiempo.

Montgomery es uno de los 31 condados de Texas que están en estado de emergencia por las inundaciones, al igual que otros dos también vecinos de Houston, Fort Bend y Waller.

Advertisemen

Los pronósticos indican que las lluvias seguirán por el resto de la semana, después de un mes de mayo que ha sido el más lluvioso de la historia del estado, con un récord de más de 35 billones (trillions en inglés, millones de millones en español) de galones de agua, según el Servicio Meteorológico Nacional.

Rudy Natan, de 68 años y residente en Conroe, en el condado de Montgomery, relató hoy que solo bastaron unos minutos para que el agua de un arroyo vecino se metiera hasta su hogar inundándolo por completo.

“Todo fue muy rápido en media hora ya había subido la corriente de agua y entró hasta la recámara, se me dañaron los muebles”, comentó.

Este vecino reside desde hace 20 años en el mismo lugar y asegura que nunca había vivido una situación similar.

“Se había crecido el arroyo, pero no había entrado hasta acá, ahora tendré que moverme a otra casa que tengo porque aquí quedó todo inservible”, agregó.

A este hombre la tormenta lo sorprendió de noche y no le quedó otra opción más que ponerse a salvo junto con sus dos perros en la segunda planta de su vivienda.

Residentes intentan recuperarse tras las grandes inundaciones en Texas