Advertisement

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, dijo el sábado que los residentes de este territorio estadounidense son tratados como “ciudadanos de segunda clase” y que “necesitamos resolver el añejo problema del colonialismo en Puerto Rico”.

Además de solicitar más recursos para ayudar a la reconstrucción tras el paso del huracán María, el gobernador le dijo a S.E. Cupp de CNN que “hay otra cosa que necesitamos: Necesitamos resolver el añejo problema del colonialismo en Puerto Rico. La verdad del asunto es … somos tratados como ciudadanos de segunda clase”.

Advertisemen

Durante una entrevista en el programa “S.E. Cupp Unfiltered”, Rosselló, miembro del Partido Nuevo Progresista, que busca que Puerto Rico sea un estado de EE.UU., dijo que todos los legisladores estadounidenses deberían poder responder a la pregunta: “¿Usted aprueba la noción de que Estados Unidos, siendo el estandarte de la democracia, deba tener más de 3 millones de sus ciudadanos privados de sus derechos de voto o representación?”.

Como territorio estadounidense, Puerto Rico no tiene el estatus de estado, aunque sus residentes son ciudadanos estadounidenses. Como residentes de un territorio y no de un estado, los puertorriqueños no pueden votar por el presidente de Estados Unidos en elecciones generales. El territorio cuenta con un delegado sin voto en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, conocido como comisionado residente.

Roselló defendió también la precisión de la cifra de casi 3.000 residentes muertos en relación con el huracán María dada por investigadores y adoptada por el gobierno de puerto Rico como oficial, pero que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dicho falsamente que es imprecisa.

“Rechazo la noción de que esto es una conspiración o que no es verdad. Se trata del estimado más científicamente preciso que tenemos sobre lo que ocurrió en Puerto Rico”, dijo el gobernador.