Scottie Scheffler está imparable: gana otro saco verde del Masters

0
18

(AP) — Scottie Scheffler no tuvo dudas en este Masters, nadie que lo vio las tenía. Se adelantó con magníficos tiros el domingo y lo hizo a lo largo de los últimos nueve hoyos en Augusta National para una tarjeta de 68 golpes, cuatro bajo par, ganando su segundo saco verde en tres años.

Scheffler está imparable, y contó con la ayuda de sus contendientes para que pareciera más fácil de lo que fue.

Ganó por tres golpes en 2022 con un putt de cuatro en el hoyo final. Esta vez ganó por cuatro, lo que le permitió una cuesta arriba más agradable hacia el green del hoyo 18.

“Tenía muchos jugadores realmente talentosos tratando de alcanzarme, y sabía que con pares no lo iban a lograr”, dijo Scheffler.

Después de abrazar al caddie Ted Scott y Collin Morikawa, Scheffler giró hacia la multitud con ambos brazos levantados y gritó, cerrando el puño.

El sueco Ludvig Aberg, novato en el Masters, le planteó su desafío más difícil, perdiendo terreno tras quedar cerca del agua en el hoyo 11 por un doble bogey. Contra un jugador como Scheffler, esos errores no son fáciles de superar.

Aberg cerró con ronda de 69 y fue el subcampeón.

Morikawa, quien tuvo dos dobles bogeys para quedar fuera de la contienda, tiró 74 y empató en el tercer lugar con Tommy Fleetwood (69) y Max Homa (73), cuyas esperanzas terminaron en el par 3 del hoyo 12 con un doble bogey.

“Él es bastante bueno dejando atrás cosas que le preocupan, dando un paso adelante con tiros realmente difíciles haciéndolos y suyos”, dijo Homa sobre Scheffler. “Obviamente es un talento tremendo, pero también su superpoder”.

Scheffler, de 27 años, es el cuarto jugador más joven en tener dos chaquetas verdes, alargando su ventaja en el No. 1 del mundo a niveles no vistos desde el apogeo de Tiger Woods. Scheffler ahora tiene tres victorias en los campos más fuertes (Bay Hill, The Players Championship y Masters) en sus últimos cuatro torneos . El otro fue un segundo puesto en Houston.