Advertisement

DOHA, Qatar (AP) — Una nueva era en el atletismo se pone en marcha el viernes en el campeonato mundial.

Por primera vez desde 2013, la segunda competencia más importante del deporte, por detrás de los Juegos Olímpicos, se escenificará sin Usain Bolt.

Advertisemen

Todo el mundo quedaba pendiente del efervescente jamaiquino cuando entraba a la pista para los sprints. Su retiro tras el Mundial de 2017 ha dejado un hueco enorme.

Pero también ha abierto nuevas oportunidades.

“Es extraño porque generalmente cuando él está aquí, se siente una energía diferente. Es como un pandemónium en cierta forma” comentó Justin Gatlin, quien se llevó la victoria en 2017, mientras Bolt terminó en un sorpresivo tercer lugar en su carrera de 100 metros de despedida.

“Ahora, sientes que cualquiera es un adversario. Todos tienen una oportunidad de ser realmente buenos y de salir buscando obtener un lugar” en el podio, agregó.

Otra figura que tampoco estará presente en el campeonato mundial es la sudafricana Caster Semenya, quien tiene prohibido defender su título más reciente de 800 metros en Doha debido a que se ha rehusado a cumplir con las nuevas reglas de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) que le solicitan reducir artificialmente sus niveles de testosterona para poder participar en las competencias.

La IAAF le otorgará una medalla de oro del campeonato mundial de 2011 en una ceremonia debido a que la rusa que terminó antes que ella fue descalificada. Sin embargo, no se prevé que Semenya asista a la ceremonia.

Durante 10 días de mucho calor y mucha intensidad, los atletas ofrecerán una muestra de cómo podrían ser las cosas el próximo año en los Juegos Olímpicos de Tokio. Bolt tampoco estará presente ahí.

Este es un vistazo de los atletas que hay que tener en cuenta y de los eventos que no hay que dejar pasar desapercibidos:

___

GATLIN VS COLEMAN VS DE GRASSE

Gatlin tendrá que esforzarse para defender su título de 100 metros. En primer lugar, tiene 37 años y compite contra una generación menor. En segundo, sintió un dolor en un tendón durante una competencia en Croacia a principios de septiembre, aunque señaló que está bien de salud. Su compañero estadounidense Christian Coleman, que tiene el mejor tiempo del mundo en los 100 metros este año con 9,81 segundos, será un rival formidable mientras busca conseguir victorias en los 100 y 200, tal como lo hizo Bolt.

Han sido unos meses difíciles para Coleman, quien pudo participar en el campeonato luego de que la Agencia Antidopaje de Estados Unidos descartó su caso sobre unos controles que no realizó debido a una cuestión técnica. El principal rival de Coleman en los 200 metros es Noah Lyles, un joven de 22 años que celebra como Bolt, y corre como él.

Sin embargo, no hay que subestimar al canadiense Andre De Grasse, quien conquistó la plata en los 200 y el bronce en los 100 y 4×100 en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

En la rama femenina, la estadounidense Tori Bowie (100 metros) y Dafne Schippers (200) de Holanda quieren defender sus títulos. Las jamaiquinas Elaine Thompson y Shelly-Ann Fraser-Pryce son las favoritas en los 100. La británica Dina Asher-Smith es a quien hay que vencer en los 200.

___

ROJAS CONTRA IBARGÜEN EN EL SALTO TRIPLE

La venezolana Yulimar Rojas busca revalidar el título que ganó en Londres, destronando a la colombiana Catherine Ibargüen.

Rojas, de 23 años ha ganado seis de sus ochos competencias al aire libre, perdiendo en una ante Ibargüen y contra la jamaiquina Shanieka Ricketts.

A sus 35 años, Ibargüen se ha alternado entre el salto largo y el triple esta temporada. A inicios de agosto, se sometió a una cirugía por una fascitis plantar. Pero tiene a su favor un cúmulo de experiencia en el salto triple que incluye los títulos mundiales en 2013 y 2015, más el oro olímpico en Río 2016.

___

UNOS 800 METROS PARA CUALQUIERA

La postura de la IAAF en el caso de Semenya y otras atletas que se han visto afectadas por las nuevas regulaciones de testosterona fue revelada en un fallo publicado por el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS). El proceso médico ha sido criticado y descrito como poco ético por parte de expertos y Semenya ha rechazado tomar medicamentos para alterar lo que ella describe como dones genéticos.

Por lo menos otras dos competidoras, Francine Niyonsaba de Burundi y Margaret Wambui de Kenia, ambas medallistas olímpicas, dijeron que han sido afectadas por las normas.

Sin ninguna de esas mujeres en la contienda, las estadounidenses Ajee Wilson y Raevyn Rogers, junto con la británica Lynsey Sharp, se encuentran entre las favoritas a llevarse el título.