Simbolismo, gradas vacías: Ucrania vuelve a tener fútbol

0
76
ARCHIVO - Vista del Estadio Olímpico en Kiev, Ucrania, el 10 de junio de 2022. (AP Foto/Andrey Lukatsky)

(AP) — Con dos equipos que salieron a jugar en un estadio sin público y muy lejos de sus ciudades, la liga ucraniana puso en marcha el martes su nueva temporada con una emotiva ceremonia que rindió tributo a los que combaten en la guerra con Rusia.

El partido en el Estadio Olímpico de Kiev — un escenario con aforo para 65.500 espectadores — enfrentó a Shaktar Donetsk y Metalist 1925, clubes de la región este del país que es teatro de la guerra.

Empataron 0-0, aunque el resultado siempre fue lo de menos.

Se trató del primer partido en la máxima división que se juega en el país desde la invasión rusa en febrero. La decisión de dar comienzo al campeonato ha sido alabada como un gesto desafiante de que los ucranianos están listos para restaurar cierta normalidad a sus vidas.

Pero este partido estuvo lejos de ser normal.

Ucrania sigue bajo ley marcial. Se prohibieron las congregaciones masivas de público previo al feriado por el Día de la Independencia el miércoles debido al temor de un posible bombardeo ruso.

La policía vigiló frente a los molinetes cubiertos de maleza tras el cierre de los estadios hace seis meses. Pero los hinchas no pudieron acudir a la arena. Se programaron otros tres partidos el martes.

“Esto es un oficio … se le muestra al mundo que la vida en Ucrania no se detiene, sino que sigue”, dijo el técnico de Shakhtar Igor Jovicevic previo al partido. “El fútbol es algo que puede mover las emociones de todo el país y la gente que lucha por nosotros. Por eso, el fútbol es esencial para nosotros individualmente, como equipo, no sólo por Shakhtar, sino para toda la Liga Premier de Ucrania. Te indica que la vida sigue y se muestra al mundo que el fútbol sigue”.

Jugadores de los equipos ingresaron a la cancha con las banderas de azul y amarillo de Ucrania sobre sus hombros y guardaron un minuto de silencio. Al mismo tiempo, la pantalla gigante desplegó los nombres de las ciudades de Ucrania donde habitantes han muerto en la guerra.

Los jugadores alzaron una bandera de Ucrania que una vez perteneció a Danylo Myhal, un canadiense de descendencia ucraniana. En los Juegos Olímpicos de Montreal en 1976, Myhal irrumpió en la cancha con la enseña durante un partido de fútbol entre la Unión Soviética y Alemania Oriental. Con una camiseta bordada, Myhal bailó una canción folclórica ucraniana antes de ser detenido.

“(Myhal) siempre soñó con llevar su bandera a Ucrania y hoy se hizo realidad”, dijo el presidente Volodymyr Zelenskyy en un mensaje televisivo previo al saque inicial. “La mostramos hoy al dar comienzo al campeonato ucraniano”.