Vistazo a los 5 republicanos que estarán en el 3er debate presidencial y a los que no irán

0
72
ARCHIVO - La exembajadora de Estados Unidos ante la ONU Nikki Haley, izquierda, habla junto al gobernador de Florida, Ron DeSantis, durante un debate por la candidatura republicana a la presidencia el 27 de septiembre de 2023, en la Biblioteca Presidencial Ronald Reagan, en Simi Valley, California. (AP Foto/Mark J. Terrill, archivo)

(AP) — El número de aspirantes a la candidatura presidencial republicana que estarán en el escenario para el tercer debate del partido será el más pequeño en lo que va de la campaña.

Cinco políticos participarán en el debate del miércoles por la noche en el Centro Adrienne Arsht para las Artes Escénicas del condado Miami-Dade, según el Comité Nacional Republicano.

Para acceder al tercer debate, los aspirantes necesitaban al menos el 4% de respaldo en dos sondeos nacionales o el 4% en una encuesta nacional, al igual que en dos sondeos en cuatro de los estados donde se vota primero: Iowa, Nueva Hampshire, Nevada y Carolina del Sur. Todas las encuestas que se hayan utilizado para determinar quién clasifica deben haber sido aprobadas previamente por el CNR.

Los aspirantes a ocupar la Casa Blanca también necesitaban cuando menos 70.000 donantes únicos, y que al menos 200 de ellos sean de 20 estados o territorios. Adicionalmente, tenían que firmar una carta ante el CNR en la que se comprometían a apoyar al candidato que finalmente represente al partido.

Los crecientes requisitos para clasificar se han vuelto cada vez más difíciles para los aspirantes. Uno de ellos, el exvicepresidente Mike Pence, suspendió su campaña el mes pasado, con lo que evitó la ignominia de no lograr clasificar.

Este es un vistazo a la posición actual de los aspirantes:

QUIÉN PARTICIPARÁ
RON DESANTIS
En un principio, el gobernador de Florida era considerado el principal rival de Donald Trump, aunque se ubicaba en un distante segundo lugar frente al actual favorito para obtener la candidatura republicana en las encuestas sobre intención del voto a nivel estatal y nacional. De todas formas recaudó una cantidad impresionante de dinero.

Recientemente DeSantis ha trasladado a Iowa a parte de su personal radicado en Florida, apostando totalmente a ese estado sus oportunidades de surgir como una alternativa a Trump. Esta semana recibió el respaldo de la gobernadora Kim Reynolds, algo que él deseaba.

TIM SCOTT
El senador de Carolina del Sur ha estado esperanzado en que los debates puedan darle a su campaña el impulso que necesita luego de que ha pasado apuros para mejorar notablemente su posición en comparación con sus rivales. Pero había habido algunas dudas sobre si siquiera lograría participar en Miami, dados los elevados porcentajes de respaldo requeridos en las encuestas.

En un memorándum previo al debate compartido con The Associated Press el lunes, el jefe de campaña de Scott intentó marcar las diferencias con DeSantis y Nikki Haley, diciendo que Scott planeaba preguntar cómo cualquiera de ellos dos podía “presentar un contraste con Donald Trump luego de que él hizo las carreras políticas de ambos”.

NIKKI HALEY
Haley, la única mujer republicana en el escenario —y entre los precandidatos—, se ha beneficiado de un repunte en la atención que ha recibido luego de cada uno de los dos debates previos, y también del giro de la campaña hacia la política exterior tras el ataque de Hamás contra Israel del 7 de octubre.

Luego de que ella y DeSantis se han lanzado críticas con respecto a diversos asuntos, incluida la guerra Israel-Hamás y la influencia de China, el debate del miércoles por la noche les ofrece una oportunidad de enfrentarse en persona.

VIVEK RAMASWAMY
El político neófito y el más joven de los aspirantes republicanos ya ha sido blanco de ataques en los debates previos con relación a su falta de experiencia, golpes que le han ayudado a recaudar más fondos para su campaña y a que su nombre se destaque entre el amplio grupo de miembros del partido que desean llegar a la Casa Blanca.

Después del segundo debate en septiembre, Ramaswamy le pidió al CNR que modificara sus reglas para el tercero, solicitándole que la participación fuese limitada a cuatro candidatos, con un requerimiento único de 100.000 donantes. El partido no cambió sus normas.

CHRIS CHRISTIE
Mientras muchos de sus rivales republicanos han apostado todo a Iowa antes de que se lleven a cabo las asambleas partidarias de ese estado, el exgobernador de Nueva Jersey con frecuencia ha tenido a Nueva Hampshire todo para él solo.

Christie ha trazado un camino allí como el aspirante más crítico de Trump, presentándose como el único republicano dispuesto a enfrentarlo directamente, y alegando que Trump perderá ante el presidente Joe Biden en noviembre del año próximo si llega a ser el nominado del partido.

Sin Trump en los debates, Christie se ha quedado sin la presencia del blanco que pretendía atacar, pero de todas formas lo ha mencionado. En septiembre, Christie miró directamente a la cámara y declaró que, si Trump sigue sin asistir a los debates, será merecedor de un nuevo apodo: “El pato Donald”.

QUIÉN DECIDIÓ NO PARTICIPAR (DE NUEVO)
DONALD TRUMP
El actual favorito en las preferencias de los electores republicanos no acudirá a un debate por tercera ocasión consecutiva. Esta vez decidió llevar a cabo un evento que compita con el debate a media hora de distancia, en Hialeah, Florida.

Trump dice que ha renunciado a los debates porque no desea ayudar a que sus oponentes mejoren su posición en las encuestas al estar en el escenario con ellos.

QUIÉN CLASIFICÓ A LOS DEBATES PREVIOS PERO NO A ESTE
DOUG BURGUM
Burgum, un exemprendedor de software que se encuentra en su segundo periodo como gobernador de Dakota del Norte, se perderá su primer debate del ciclo tras no lograr cumplir los requisitos en las encuestas.

ASA HUTCHINSON
El exgobernador de Arkansas por dos periodos participó en el primer debate pero no logró clasificar al segundo. Luego de no poder acudir a ese debate, señaló en un comunicado que su meta era incrementar su cifra en las encuestas al 4% en uno de los estados donde se vota primero antes del Día de Acción de Gracias.

“Si esa meta es alcanzada, entonces sigo siendo competitivo y en la contienda, ya sea para el Día de las Asambleas Partidarias o el Día de las Primarias”, escribió en septiembre.