Advertisement

Deportes Alberto Potel

John Lackey lanzó seis entradas y dos tercios con efectividad y Shane Victorino comandó la ofensiva con cuatro carreras impulsadas para que los Medias Rojas derrotaran 6-1 a los Cardenales de San Luis el miércoles y se proclamaran campeones de la Serie Mundial.

Advertisemen

Para Boston esta es su tercera corona en la última década, pero las dos anteriores se concretaron tras barridas en San Luis (2004) y Colorado (2007).

La última vez que Boston celebró un campeonato de Serie Mundial en sus predios fue en 1918 y el famoso bambino Babe Ruth aún formaba parte del equipo como lanzador y los juegos se disputaban por las tardes.

Lackey se mantuvo mezclando muy bien sus envíos y controló a la batería de los Cardenales en los primeros seis capítulos.

En el séptimo se cansó y soportó la única carrera de la novena visitante.

Después de retirar a David Freese y Jon Jay, toleró un incogible Daniel Descalso, un doble de Matt Carpenter y otro sencillo del boricua Carlos Beltrán le abrió las puertas del home a Freese.

Tras un boleto a Matt Holliday el mánager de Boston John Farrell no esperó más y trajo al relevista japonés Junichi Tazawa, quien liquidó en primera a Allen Craig.

Lackey propinó cinco ponches, con nueve hits y terminó con foja de 1-1 el playoff.

Victorino regresó a la alineación tras perderse los dos últimos juegos por dolores en la espalda y tuvo un gran impacto con su bate.

En el tercer episodio disparó un doblete al jardín izquierdo con las bases llenas que trajo para el plato a Jacoby Ellsbury, David Ortiz y Jonny Gomes para darle ventaja 3-0 a su equipo.

Un inning después disparó un sencillo que remolcó al dominicano Ortiz con la sexta anotación de los Medias Rojas, en un capítulo que abrió Stephen Drew con cuadrangular al derecho y luego Ellsbury también piso el plato remolcado por imparable de Mike Napoli

Koji Uehara salió en el noveno y aseguró sin problemas el título para Boston.

Michael Wacha abrió por los Cardenales y tuvo su salida más débil de la postemporada

Llegó a este partido con marca de 4-0 en octubre y efectividad de 1.00, pero sus comandos de pitcheo nunca le funcionaron como en las ocasiones anteriores.

Laboró durante tres y dos tercios de innings y permitió seis anotaciones con cinco hits. Otorgó cuatro boletos y retiró a cinco por la vía de los strikes.

Ortiz se fue de 1-0 con cuatro boletos y finalizó la serie con promedio de 688.

Fue nombrado el Jugador Más Valioso del playoff.

Conectó 11 hits en 16 turnos con dos cuadrangulares y seis empujadas.

Para el dominicano es su tercer anillo de Serie Mundial luego de ganar con Boston en el 2004 y 2007.

El Heat cae ante los Sixers en un final para olvidar

depo-heatIn Filadelfia, el Heat de Miami asistió ayer a otra ceremonia: la retirada oficial de Allen Iverson y el ícono de la ciudad de Filadelfia recibió un gran regalo: el triunfo de su equipo.

En un raro partido, los Sixers supieron venir de atrás para terminar imponiéndose 114-110 a Miami, que se dejó arrebatar la victoria después de borrar una diferencia de 20 puntos y llegar con suficiente ventaja al último cuarto.

Por Filadelfia los mejores fueron Evan Turner con 26 unidades, Spencer Hawes con 24 y Michael Carter-Williams con 22.

En tanto LeBron James volvió a ser el mejor de Miami con 25 puntos y 13 asistencias seguido por Chris Bosh con 22 y 10 rebotes. Igualmente volvieron a brillar Ray Allen con 19 (4-8 en triples) y Mario Chalmers con 16.

Los Sixers salieron con todo en el último cuarto en busca de revertir el marcador y a falta de dos minutos no solo lo consiguieron, sino que después le robaron tres veces la pelota a James y el triunfo al Heat.

Boston campeón de la Serie Mundial