Advertisement

Pocas son las artistas prodigio que superan la fama y siguen creando arte década a década. Tal es el caso de Claudia de Colombia, la voz de la ternura que evoca sueños de amor y todo gracias a sus grandes éxitos que despiertan recuerdos de juventud.

ross-Claudia-de-Colombia-2Gladis Caldas Méndez era la niña que todos los profesores de escuela pedían para las obras de teatro, a ella le encantaba regalar su voz a todos sus compañeros. Fue su madre la que vio más claro que ese arte no se podía quedar entre las cuatro paredes de su hogar y tomó la iniciativa llevándola a numerosas emisoras de radio en las que se organizaban concursos.

Advertisemen

“Lo recuerdo muy bien, tenía 9 años de edad”, nos asegura. “Mi mamá era la que quería que yo fuera artista y en ese momento RCN y Caracol tenían un radio teatro a donde llevaban artistas mexicanos grandísimos como un Antonio Aguilar o Don Pedro Vargas, yo actuaba a lado de esos monstruos, como ella les llamaba, y por eso nunca le tuve miedo al escenario o a ningún artista”.

Claudia ha sido una trabajadora incansable que tocada por la varita mágica de la pasión, se hizo estrella sobre los escenarios.

La radio le dio su primera oportunidad gracias al pianista Hugo Núñez, a quien le encantó su voz y a Guillermo Hinestroza, el hombre de la radio antioqueña.

“Guillermo empezó a conformar un grupo de cantantes que luego se llamó ‘El Club del Clan’,  se lo dijeron a mi mamá y su respuesta fue ¡claro que sí! Allí estaba a mis trece años, me empezaron a llamar la niña de los cabellos negros, el cabello lo tenía muy largo, como el de Daniela Romo. Después cuando se formó el grupo, Guillermo me dijo que mi nombre era muy serio y que le gustaría cambiarlo, él comenzó a preguntarle a los chicos y uno de ellos dijo: Claudia. Ese fue mi bautizo artístico.”

“Ya había grabado dos discos de larga duración y el segundo se llamó ‘Cuando estemos juntos’, en el tercer disco me llamaban Claudia del Mundo, del Universo y luego me comenzaron a llamar Claudia de Colombia, hasta el sol de hoy. Por eso el día que me muera quiero que coloquen en mi lapida este mismo nombre”, asegura la artista colombiana.

En los 70 comienza su carrera como cantante profesional. Su productor musical es el famoso compositor y arreglista Santander Díaz, quien se fascino cuando la escuchó interpretar un tema de su autoría, ‘Me enamore de ti’.

“Santander me vio por televisión y duro un año buscándome, hasta que al fin me encontró y hablo con mi madre para hacerme un disco. Para ese entonces me daba lo mismo que me dijeran blanco, azul o negro, no sabía lo que era tener una carrera artística, estaba en otra cosa, en mis estudios. De eso pasaron tres meses y luego Santander se comunicó para decirnos que me había ofrecido a una casa disquera CBS Records Internacional y me habían firmado, era la única multinacional que había en Colombia en esa época”.

ross-Claudia-de-Colombia-1

Claudia de Colombia no necesitó de varios discos para pegar, fue con la primera canción, ‘Llévame contigo’, que se disparó como fuego artificial y vio pronto cómo se la conocía, y aclamaba más allá de Colombia, desde ese momento ella ha vivido para la música y la interpretación.

“Hicimos un sencillo, ni siquiera fue el disco y eso me molestó, pero fueron las palabras proféticas de mi mamá que me dijo; con una canción en que a usted la escuchen es suficiente. De ahí vinieron grandes éxitos como El Cóndor, Tú me haces falta, Niégalo, La Sombra, Morir contigo, y claro me apuraban para que grabara un LP”.

Los triunfos, que han sido bastantes, la llevaron a llenar escenarios como el Madison Square Garden de Nueva York, ser la primera artista colombiana en salir en las listas de Billboard o grabar un vallenato, una verdadera pionera en todo.

Independiente hasta la médula, Claudia es una artista que desde el momento de su nacimiento ha superado esos golpes que la vida a veces te da, uno muy fuerte fue la partida de su madre.

“La primera casa que le compré fue con ese primer cheque que me dio la CBS, es más, era menor de edad y no podía comprar la casa así que le endosé ese cheque. Ella era parte importante a la hora de elegir temas como Amargura, Dolencias o Vasija de Barro. Mi mamita lo era todo para mí”, expresa con llanto.

Fue casada con Dumas Torrijos, hijo del general Omar Torrijos ex presidente de Panamá, y tuvieron un hijo del cual nos habla.

“Mi hijo Omar Torrijos es mi vida. Tiene una voz muy potente, canta como Placido Domingo, yo le he dicho para hacer un dúo juntos y no me paras bolas, me considero una mamá consentidora pero a la misma vez bien exigente, y lo adoro por encima de todas las cosas”.

Rossana Azuero – Claudia de Colombia – Jorge Luis Piloto.

Foto: Frank.

Seguirá siendo ‘La eterna diva’, ella no ha perdido su voz, ni la energía que la ha acompañado por los escenarios de medio mundo desde que llegara a ellos para quedarse y que le abrieron las puertas para ser reconocida mundialmente. Como siempre Infatigable y entregada a un público que la sigue, muy pronto nuestra Claudia de Colombia nos estará dando una sorpresa.

Claudia de Colombia la eterna diva