Crear buenos hábitos deportivos y regímenes de ejercicios minimizando riesgos

0
204

Todo el mundo puede beneficiarse de la actividad física, y nunca es tarde, de hecho, se empieza hacer ejercicios por cuenta propia, al menos planchas o lagartijas (push up) entre otros en casa antes de ducharse, algunos deciden correr, otros caminar, o montar bicicleta o nadar. Y, no hay dudas que se debe comenzar a crear susodichos hábitos. Por lo general, cualquiera cree saber hacer los ejercicios, aunque logran un ritmo más lento que lo que realmente se pudiera asumir, o se exceden más del potencial permitido, y lo peor es que el motivo inicial se pudiera frustrar en corto tiempo por distintas razones adversas.

Pero se deberá minimizar riesgos, al comentar con el médico de cabecera antes de comenzar una actividad física bien sea deportiva o un programa de ejercicios algo más tenso a lo acostumbrado. Esto es especialmente importante si la persona se encuentra bajo un control médico debido a un problema de salud, tales como enfermedades del corazón u osteoartritis.

Cualquiera debería tratar de hacer ejercicio, incluso si se tiene una discapacidad física que limita el movimiento. El médico puede ayudar recomendando hacer ejercicios para mejorar la salud como norma general, y sin dudas, aconsejará que se deberá hacer moderados al comienzo y paulatinamente ir incrementando el esfuerzo según se progresa para minimizar riesgos a lesiones y sean verdaderamente beneficiosos.

Hay muchas actividades deportivas y de ejercicios, pero las más comunes y de fácil acceso son caminar, correr, montar bicicleta y nadar, siendo ejemplos de trabajos cardiovasculares, que como comentamos anteriormente se aprovechan inicialmente, y por norma regular en la etapa de calentamiento, aunque también pueden cubrir la actividad deportiva o de ejercicios del día.

Cualquier actividad deportiva o de ejercicios, se debe comenzar por calentar las articulaciones y los músculos, activando el flujo sanguíneo para posteriormente poder hacer fuerza o tracción dinámica minimizando el riesgo de lesionarnos. El incremento del esfuerzo se hace con la moderación requerida y mucho mejor si es precisada por un experto de experiencia, sea un instructor o entrenador personal.

A tales efectos, las reglas del Colegio Americano de Medicina Deportiva (ACSM), plantea que un adulto sano debe practicar actividades aeróbicas entre tres y cinco veces por semana, y entre los que puede considerar sesiones de ejercicios específicos a sus necesidades, con una duración de entre 45 a 60 minutos. También, recomienda sobre el trabajo dirigido a la masa muscular hacer los ejercicios focalizados a 10 grupos musculares principales con serie de 10 a 15 repeticiones cada uno, y aclara la importancia de que la cantidad de peso que levantamos sea inversamente proporcional al número de repeticiones en cada ejercicio, o sea, a más peso, menos repeticiones, para evitar sobrepasar el esfuerzo por encima de las posibilidades, minimizando el riesgo de no realizar las últimas ejecuciones con una postura y movimiento técnicamente incorrecta, evitando lesiones.

Por supuesto, que en la medida que se vayan obteniendo avances también se considerarán distintos tipos de ejercicios de mayor complejidad. Por tal motivo, un entrenador personal profesional debe dar seguimiento al tipo y la cantidad de ejercicios, contactarlos y proyectar los ajustes necesarios evaluando el avance en la capacidad física, la elasticidad, fuerza, flexibilidad, resistencia, destreza entre los parámetros más representativos.

Una persona que fue deportista, pero por varios años dejó la rutina de entrenamiento y de ejercicios, deberá empezar casi como si fuese un novato, poco a poco, y no creerse preparado anticipadamente, considerando con mayor responsabilidad el debido calentamiento inicial, los estiramientos por sesiones y al finalizar el estirado muscular hasta el límite de no sentir dolor ni hacer rebotes.

Pero, ¿quién lo motivará en los momentos de flojera o ausencias por falta de voluntad, o cuando se sienta adolorido propio del proceso de estimulación inicial de los músculos?

Solo será un instructor o el entrenador personal, y siempre como buen profesional logrará que asista nuevamente y continúe adelante con eficiencia, de tal modo que con el curso del tiempo se hará una costumbre rutinaria necesaria, y metafóricamente el propio cuerpo se lo pedirá.

Solo un instructor deportivo o entrenador personal para ejercicios, como buen profesional lo guiará, e impulsará adelante, y de hecho minimizará los riesgos a dañarse o lesionarse, y se lo agradecerá dado la actitud positiva lograda para enfrentar la vida.

Las puertas de Calvet Personal Training LLC, institución dedicada a la salud, están abiertas para contagiarse con los buenos hábitos dirigidos hacia una mejor calidad de vida. Visítenos en el 7428 S Dixie Hwy, West Palm Beach, Fl, 33405, con una previa cita a través del 561-512-9081, o vía info@calvetpersonaltraining.com, incluso usando nuestra página web
www.calvetpersonaltraining.com

Artículo en idioma inglés, clic siguiente link:

http://bit.ly/3rf5lnM