Advertisement

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, habló en CNN en Español sobre la situación que atraviesa su país y las posibles soluciones que él como mandatario propone para la salida a la crisis en su país que ya completa más de tres meses. Pero, ¿qué dicen la oposición, la Iglesia y los demás actores involucrados?

Las declaraciones que le dio a Andrés Oppenheimer —entrevista que fue transmitida este lunes a las 9 p.m. ET— son hasta ahora la señal más clara de que Ortega podría estar dispuesto a reanudar el diálogo para la paz.

Advertisemen

En este diálogo, Ortega dijo que está dispuesto a incluir a la ONU en la mesa para buscar solución a la crisis en una comisión de diálogo que incluiría a la Iglesia; actualizó la cifra de muertos por las manifestaciones y respondió a quienes lo responsabilizan de esos asesinatos. Además dejó la puerta abierta hacer un referendo para llamar a elecciones anticipadas y dijo que las organizaciones de Derechos Humanos están politizadas. ¿Representa esto un avance?

La Iglesia de Nicaragua celebró el anuncio de Ortega de reactivar la mesa de conversaciones, pues “el presidente Daniel Ortega sabe muy bien que el camino el que todos, tarde o temprano, tenemos que seguir es el diálogo”, dijo este lunes en CNN en Español Monseñor Miguel Mántica Cuadra, de la arquidiócesis de Managua.

La reacción llega después de que Ortega dijera que incluiría a otros actores “que puedan fortalecer el trabajo que ha venido haciendo la Iglesia” y que busca “crear las condiciones” para fortalecer el diálogo. Por eso, dijo Ortega, se contactó con el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, así como con otros organismos internacionales, que no especificó cuáles son.

Este anuncio es importante, pues el mismo Guterres ya se había ofrecido para mediar en la crisis. En una comparecencia de prensa a mediados de julio, el secretario general de la ONU dijo que es “absolutamente esencial” que se revitalice el diálogo en ese país, pues el número de muertos por manifestaciones era “totalmente inaceptable”.

En este sentido, respondiendo a preguntas de periodistas, Farhan Haq, vocero del secretario general de la ONU, dijo este lunes que están al tanto de pedidos por parte de diferentes organizaciones para que se reúna el Consejo de Seguridad para tratar la situación en Nicaragua y pedidos de mediación de un enviado especial a ese país para apaciguar la violencia.

Haq informó que se están llevando a cabo conversaciones en la Secretaría General, que incluyen la posibilidad de involucrar a la Misión Permanente de Nicaragua, pero mientras que se lleven a cabo estas conversaciones no podrá ofrecer más detalles.

“Veremos después de que sucedan (las conversaciones) si hay algo que podamos decir acerca del rol que podríamos cumplir”, dijo. “Estamos hablando sobre el tema y estamos viendo qué podemos hacer que pueda ayudar”.