La importancia de los electrolitos para mantener el cuerpo hidratado

Todos somos agua y energía ya que ambos elementos guardan una relación muy importante a través de esas sustancias conocidas como electrolitos, que su balance e interacción sea en el flujo sanguíneo, aproximadamente 5 litros circulado por el cuerpo humano, o en otros líquidos, las llamadas linfas, fluido estimado en unos 2 litros, actúan como una batería que impulsa los procesos vitales del cuerpo, ya que las distintas funciones se activan a consecuencias de los cambios de polaridad eléctrica en los tejidos garantizando las reacciones nerviosas y las funciones musculares según la ionización dentro y fuera de las células y, manifiestos respectivamente como un pensamiento, o una contracción muscular.

Al respecto debemos tener en cuenta que el término electrolito (piedra eléctrica), es realmente una palabra de moda para los minerales que ayudan al rendimiento natural de las funciones en el cuerpo. De ahí, el término de electrolito ya que son los iones de origen mineral que poseen una carga específica, bien sea positiva o negativa.

Estos minerales que se disuelven en los antes mencionados fluidos del cuerpo están cargados eléctricamente o ionizados, manteniéndose debidamente balanceado y equilibrado en el cuerpo humano, para que en su conjunto desempeñan roles como ayudar a mover la glucosa y otros nutrientes en las células, así como remover sus toxinas y el agua en exceso.

Los electrolitos principales que utiliza el cuerpo son los siguientes:

Sodio: NA+

Potasio K+

Cloruro CL-

Calcio Ca2 +

Magnesio Mg2+

Bicarbonato HCO3-

Sulfato SO42-

Fosfato PO42-

En dependencia de cómo se pierda el agua será el tipo de electrolito faltante, como por ejemplo durante un juego deportivo los atletas pierden mayormente sodio y potasio en su sudoración, y que precisamente son dos de los mas importantes. Otro ejemplo, se pone de manifiesto en el proceso de homeostasis una de las principales funciones del sistema urinario que requiere del sostenimiento del balance en las concentraciones de los electrolitos,

motivos por lo que se muestra la orina clara, y la tendencia a oscurecerse consecuencias del desbalance. En ambos casos, el consejo es hidratarse, y aunque parece ser muy simple, el mecanismo exacto para saber por qué necesitamos estar hidratados, y la razón de por qué debemos reponerlos bebiendo agua o, en otras palabras, adicionando electrolitos después de sudar u orinar, es mucho más difícil de definir.

Como corredores, el balance de los electrolitos es clave para un entrenamiento exitoso y de rendimiento óptimo. Cuando no está en balance, el cuerpo comienza a recordar la necesidad de tomar agua, con la sensación de sed, calambres estomacales, musculares, espasmos, dolor de cabeza y si es extremo, mareos, fatiga, náuseas y hasta la pérdida del conocimiento.

Si somos consciente de que el peso corporal del cuerpo es aproximadamente entre 70% a 75% de agua, y que se debe reponer constantemente, ya que la perdemos hasta en el aire que exhalamos, en la orina, la defecación, la respiración normal y la sudoración; entonces, bajo ciertas circunstancias extremas de mayor pérdida de agua como cuando se tiene vómitos, hemorragias, diarreas, y sudoraciones excesivas debemos multiplicar su recuperación tomando agua u otros líquidos ricos en electrolitos. Además, con el avance de la edad se acumula el tejido adiposo y correspondientemente va perdiendo la respectiva porción de agua y el mecanismo espontáneo del aviso que se necesita hidratar el cuerpo, o la sensación de sed; motivos por lo que los adultos necesitan tomar mucha más agua para mantenerse hidratados, y aún más con avanzada edad.

Lo cierto es que no se debe esperar tener sed como recordatorio para ingerir agua u otros líquidos. Usualmente para cuando se siente sed, ya se está en camino a la deshidratación. Beber agua u otros líquidos ricos en electrolitos frecuentemente permitirá mantenerse fresco y en balance, para evitar la deshidratación.

Recomiendo tomar al menos unos dos litros de agua diariamente, haga o no haga ejercicios ya que el organismo lo necesita, y será imprescindible que se le dé seguimiento a través de un depósito como pudiera ser una jarra, o un pomo apropiado, o simplemente las acostumbradas botellas de agua; pero, es importante que se controle lo que se toma en el día.

Siguiendo nuestros consejos se garantizará un cuerpo lo suficientemente hidratado, y como es costumbre

puede consultarnos sus dudas a través del 561-5129081, o vía
info@calvetpersonaltraining.com , como también puede visitarnos, en el 7428 S Dixie Hwy, West Palm Beach, FL 33405, o en
ww.calvetpersonaltraining.com.

Artículo en idioma inglés, clic siguiente link:

https://bit.ly/3exgNFE

Similar Articles

Comments

Noticias recientes