Advertisement

La cantante norteamericana Beyoncé ha sido la protagonista total de la noche de los premios MTV Video Music Awards 2014.Una de las galas musicales más esperadas de todo el año. A su actuación de 15 minutos sobre el escenario se unió una sorpresa inesperada cuando aparecieron su hija Blue Ivy y su marido Jay-Z para apoyarla y mostrarle su cariño.

Fue ahí cuando la emoción de Beyoncé no pudo contenerse, y lloró mirando a su pequeña hija mientras le entregaba el premio MTV Video Vanguard Award, el premio más importante de la cadena. Una emotiva entrega que seguramente tardará tiempo en olvidar, ya que no esperaba nada de esto. «Go mommy (Vamos mamá)», le dijo la pequeña Blue a Beyoncé cuando estaba en el escenario.

Advertisemen

Este acto muestra que son una familia feliz y unida, y así se desmienten los rumores de ruptura que llevan circulando todo el verano.