Advertisement

El actor y comediante estadounidense Burt Reynolds falleció este jueves de un ataque cardiaco.

Nació en Michigan en 1936.

Advertisemen

Después de una prometedora carrera deportiva que terminó por lesiones, Reynolds retomó su primera carrera de actuación.

Hizo pequeños papeles en la década de 1950. Su carrera dio un salto con el lanzamiento en 1972 de Deliverance, donde interpretó a un hombre de negocios de Atlanta.

Su fama se disparó a través a finales de 1970 y en la década de 1980, durante la cual protagonizó Smokey and the Bandit y Cannonball Run en el cine. Obtuvo el People Choice Award en 1979, 1982 y 1983.

Su única nominación al Oscar fue en 1998 en la categoría de mejor actor de reparto, por su papel de un productor de cine pornográfico llamado Jack Horner en la película Boogie Nights.

Sus papeles a lo largo de los años variaron y pasaron de ser un rompecorazones sureño a ser un tipo duro o a un papel en una comedia. Es especialmente recordado por su papel como David Dilbeck en la película de 1996 “Striptease”, que se ganó la alabanza general por su destreza cómica.

Pero fue el thriller de 1972 “Deliverance”, de John Boorman, que eligió a Reynolds como el amante de la naturaleza Lewis Medlock, que es ampliamente reconocido por haber lanzado su carrera temprana.

Reynolds lo llamó “de lejos” su mejor película.

“Pensé que tal vez esta película en más importante en muchas formas de lo que le hemos dado crédito”, dijo en una entrevista años más tarde. La infame escena de violación de la película puede haber ayudado al público, especialmente a los hombres, a comprender mejor los horrores de los ataques sexuales, dijo Reynolds.

“Fue la única vez que vi a hombres levantarse, afectados y salir de un teatro”, agregó. “He visto a mujeres hacer eso (antes), pero no a los hombres”.

Nacido en el sur de Georgia, Reynolds y su familia se mudaron a Michigan y finalmente terminaron en el sureste de Florida, según el sitio web del Florida Artists Hall of Fame, al que ingresó en 1993.

En Palm Beach High School, se hizo un nombre por sí mismo como una estrella del fútbol y obtuvo una beca atlética para la Universidad Estatal de Florida. Pero cuando las lesiones hicieron fracasar una prometedora carrera atlética, Reynolds recurrió a la actuación.