Por salud, digamos no al sedentarismo

El sedentarismo es una amenaza mundial expuesta en innumerables publicaciones científicas al considerarse una de las enfermedades más representativo en la población y cuyas consecuencias son fatales para la salud. Y no se debe culpar al desarrollo tecnológico y la modernización, aunque los sistemas de multimedia, los celulares, las computadoras, los televisores, los videos juegos, el uso de las escaleras eléctricas, los elevadores, incluso el automóvil traen como consecuencias que se aleje cada vez más las actividades física, agudizando el sedentarismo, y consigo facilitando los problemas de enfermedades respiratorias, circulatorias, cardiacos entre otras.

También las interminables jornadas laborales que restan tiempo disponible para el disfrute personal marcan a que las personas realicen cada vez menos actividad física. Se hace más evidente en los círculos donde los trabajadores se dedican a actividades de carácter intelectual, administrativos y de oficinas provocando la probabilidad de que se presente el riesgo a padecer estrés, precisamente otra de las enfermedades vinculadas al sedentarismo.

Difícilmente, un campesino o un obrero que trabaje de sol a sol, permita darse el lujo de padecer de estrés.

Lo peor es que esos hábitos de sedentarismo están siendo adoptados desde la niñez y es evidente la preferencia por parte de los niños a los juegos electrónicos que organizarse en deportes y otras actividades físicas al aire libre. Se recomiendo evaluar a los niños, ¿cuántas horas al día están sentados o acostados sometidos al aire acondicionado (A.C.) sin sudar?, y del mismo modo constatar el tiempo respirando al aire libre, a fin de comparar ambos resultados. Y, peor son los niños de familias con hábitos sedentarios que no incluyen ningún tipo de evento dónde la educación en la actividad física sea la protagonista.

Sin dudas los niños hacen más lo que ven hacer que lo que le digan que haga, así que los buenos hábito se afianzan desde los primeros años de vida y marcan la diferencia en las edades adultas. En otras palabras, cuando los hijos ven a sus padres ir al GYM, practicar algún deporte, provoca a que se habitúe a participar en eventos deportivos, pertenecer a un equipo, ya se de natación, hockey, baloncesto, o incluso hacer salidas al medio natural de forma habitual como ir de campismo a explorar, o a pescar, o a cazar, serán propensos a seguir haciéndolo de adulto sin que ello suponga un sacrificio que requiera una alta dosis de fuerza de voluntad.
Entonces, será muy importante preguntarse al respecto, si se predica con el ejemplo de padres, y si sencillamente está integrado en el autoconcepto de vida, pero caso contrario habrá que esforzarse a hacer ejercicios por el propio bien y el de los niños.

La pereza trae pésimas consecuencias, siendo un factor de riesgo para la salud que tiene solución con la adopción de un estilo de vida que incluya la práctica de ejercicio físico, sobre todo el personalizado, por ser de empuje fuertemente a mejorar los problemas de salud específico de la persona sedentaria. Al respecto, las recomendaciones que más enfatizan los médicos, plasmada en múltiples informes clínicos es adiós al sedentarismo para prevenir enfermedades del sistema respiratorio, corazón, hipertensión, diabetes, trastornos de hígado, endurecimiento de arterias, arterioesclerosis y todas las enfermedades generativas de la vejez entre las más comunes.

Pero, si el sedentarismo causó engordar, cuidado con los métodos de adelgazamiento rápido preconizados por los medios de difusión masivo que son notoriamente insatisfactorios, y a veces hasta sumamente arriesgados para la salud. Es por ello que siempre recomendamos trabajar seriamente en cambiar los hábitos sedentarios por activa física y, que no se logrará de la noche a la mañana, ya que exigirá de un cambio del estilo de vivir diferente a lo acostumbrado, a través de un proceso de entrenamiento dedicado hasta establecer un equilibrio en su actitud cotidiana de disciplina, perseverancia y continuidad en cumplir una rutina de ejercicios y deporte, la que solo puede lograrse con un tutor en estos tipos de actividades físicas, un entrenador personal.

No se culpen y evite incluirse en las filas de los holgazanes, levántese y empiece a mover el esqueleto y a activar los músculos, predique con su ejemplo al mundo que lo rodea, y cuente con nosotros, que Calvet Personal Training LLC, como un estudio de salud acreditado en el estado de la Florida, en el 7428 S Dixie Hwy, West Palm Beach, FL 33405, tiene los programas de ejercicios para evitar el sedentarismo, así que, haga previa cita en el 561-512-9656, o vía
info@calvetpersonaltraining.com
o a través de nuestra pagina web
www.calvetpersonaltraining.com

Artículo en idioma inglés, clic siguiente link:

https://bit.ly/2Exo2Ar

Similar Articles

Comments

Noticias recientes