Promover una salud óptima haciendo ejercicios cotidianamente

0
71

En nuestra sociedad es muy común que las personas manifiesten problemas de salud como obesidad, diabetes, hipertensión, colesterol, deficiencia respiratoria, y tratan de sacar fuerzas para mejorar el estilo de vida.

Promover una salud óptima cultivando hábitos valiosos resultantes de hacer ejercicios cotidianamente será la receta de medicina preventiva más efectiva, ya que el cuerpo necesita ejercicio físico para su bienestar, así como también, para el equilibrio mental, y desencadenará un cambio generalizado recompensado positivamente el organismo al construir un cuerpo fuerte y sin apenas darse cuenta, multiplicando la energía y, la voluntad motora impulsa a continuar haciendo ejercicios dirigido a cada rincón del cuerpo, y por ende, garantizando muy buena calidad de la vida.

Todos tenemos diferentes personalidades, de modo que lo que funciona mejor y más efectivo para una persona, puede que no funcione para otras con la misma eficiencia, pero siempre resultarán mejoras; tal es el caso de realizar ejercicio como rutina programada, con un horario regularmente estable todos los días, y sin dudas con el tiempo, se convertirá en salud, y en un hábito que el propio cuerpo lo pide, siempre y cuando no se dé por vencido, ya que si se puede.

A tales efectos, se recomiendan algunos aspectos que ayudarán a promover una salud óptima, como sigue:

Inicialmente, elegir una actividad que guste hacerse, y asegúrese de que convenga físicamente, tal como caminar, correr, montar bicicleta, patinar, nadar, bailar, entre las más comunes, como también vincularse a un deporte.
Conseguir un compañero con intereses comunes para ir hacer ejercicios a fin de mejorar la salud puede promover la motivación entre ambos, ya que hacer ejercicio con un amigo o familiar servirá de apoyo recíproco y será menos probable que se cancele una cita, por respeto mutuo.

Variar la rutina de ejercicios y combinarla con clases de grupo y actividades deportivas hace más atractiva y menos probable que se desestimule, y a su vez, se trabaja poco a poco el cuerpo completo.

Elegir el horario más cómodo del día para hacer ejercicios regularmente, que no atente con la hora de comer, o si se realizara al aire libre que no fuese al mediodía porque hay calor o muy temprano en la mañana, o muy tarde en la tarde si hubiese mucho frío en el exterior.
No se debe desanimar si no se visualizan resultados mediatos ya que se requiere de tiempo, semanas, meses antes de que se noten algunos de los beneficios del ejercicio, como la pérdida de peso, disminución de la talla de cintura, y tonificación de la musculatura.

Es muy importante dar seguimiento a las actividades físicas, llevando un control de los tipos de ejercicios y la evolución ayudará a mantener la motivación. Utilizar una aplicación en el teléfono para el sistema de seguimiento de las actividades físicas y deportivas, incluso simplemente haciendo marcas en un calendario cada día que hace ejercicio.

Interiorizar que el ejercicio libera una cantidad increíble de hormonas que facilitan sentirse bien, tales como las endorfinas, que nos hacen sentir eufóricos al terminar la rutina, además, de que actúan como analgésico natural que reduce el dolor, la ansiedad y el estrés.

Haga ejercicio de manera divertida, como por ejemplo escuchando música o visualizando un video mientras pedalea en una bicicleta fija o camina en la estera. También, cambiar la rutina con actividades al aire libre, como caminar o montar bicicleta en un parque, o ir a bailar, o practicar un deporte que guste.

La afición al deporte no se presentan en todas las personas, pero se puede promover e inculcar a los niños de forma espontánea, ya que ellos hacen más lo que ven hacer que lo que le digan que haga; entonces, cultivar con el ejemplo de padre será lo mejor, llevándolo a las actividades deportivas, y jugando con él desde temprana edad a la pelota, fútbol, básquetbol, de tal modo, que se combata la obesidad consigo mismo y a la misma vez mostrando susodicha actitud positiva a la nueva generación.

En próximos artículos trataremos sobre minimizar lesiones, por ejemplo, ¿a qué edad y cómo los niños pueden comenzar hacer entrenamientos deportivos y en específico los ejercicios con pesas?

Las puertas de Calvet Personal Training LLC, institución dedicada a la salud, están abiertas para contagiarse con los buenos hábitos dirigidos hacia una mejor calidad de vida.

Visítenos en el 7428 S Dixie Hwy, West Palm Beach, Fl, 33405, con una previa cita a través del 561-512-9081, o vía info@calvetpersonaltraining.com, incluso usando nuestra página web www.calvetpersonaltraining.com.

Artículo en idioma inglés, clic siguiente link:

https://bit.ly/3wWnREP