Recomendaciones para un buen comienzo de un régimen alimenticio saludable

Como norma general, las personas que no se alimentan a un régimen nutricionalmente saludable, se la facilita la pérdida de peso, con solo mejorar la calidad de la alimentación. Reflexionando un poco en los alimentos que se debieran evitar, la Licenciada en nutrición, Vilma G Calderón del Centro de Nutrición, Salud y Bienestar de San Juan, Puerto Rico recomienda concentrar el ajuste alimenticio inicialmente minimizando el consumo de los siguientes grupos:

– Refrescos carbonatados: Independientemente de la marca, muchas personas acompañan el desayuno, almuerzo y cena con algún refresco carbonatado, sea coca cola, sprite, jupiña, materva, ginger, etc. Algunos, llegan hacer adictos a estos refrescos, y nunca consideran que el contenido de un refresco carbonatado de unas 12 onzas incluye aproximadamente unas seis cucharaditas de azúcar, que para metabolizarla necesitara que el cuerpo aporte muchas vitaminas, particularmente las del complejo B, sin que dicho refresco contenga nutriente alguno.

– Productos empacados: Cada día son muchos más los productos en conservas, bien sean embotellados, enlatados, envasados herméticamente plásticos o cartón, bajo el efecto de preservo que facilitan la conservación por largos periodos de tiempos. Estos alimentos generalmente también contienen alta cantidad de sodio, grasa, y un bajo contenido nutricional, sin embargo, el uso tan socorrido lo hacen de alto consumo.

– Repostería, golosinas y dulces: Por ser manjares al paladar son grandes amigos de la obesidad, y por ende aumento de los niveles de la glucosa y triglicéridos. Esta es una opción que tiene muy bajo nivel nutricional y alto nivel calórico. Esas calorías se acumulan y almacenan como grasa corporal, lo que conlleva al aumento de peso.

– Alimentos ahumados y embutidos: Aunque sin dudas son productos agradables por su sabor, deben estar ausentes en cualquier régimen alimenticio saludable, ya que tienen un contenido excesivo de sodio, nitritos, nitratos y otras sustancias asociada a un amento en riesgos de enfermedades, como la hipertensión arterial y el cáncer.

– Papas fritas: Por la adicción generalizada de este alimento en la población la consideramos como un grupo, y aunque son las favoritas de muchas personas deben suprimirse o eliminar a la máxima expresión. Se debe considerar que al freír cualquier alimento se triplican las calorías por lo que consecuentemente hay un mayor riesgo de problemas de sobrepeso, motivos por lo que es preferible, hervirla o al hornear y majarla.

Como norma general las personas comen en lugares distintos, en la casa, el trabajo, los restaurantes, cafeterías, tal vez hasta en el automóvil, y sin dudas, en algunos lugares se pueden controlar más las opciones disponibles que en otros, pero lo cierto es que, cuando cocinamos consiente mente en casa incluimos muchas más opciones saludables; ya sea que se cocine solo para una, dos personas o para un grupo más grande, planificar las comidas es un buen comienzo para mejorar la alimentación. Tomarse el tiempo en casa para planificar las comidas saludables puede ayudar a comprar los alimentos en el supermercado y, así evitar ingerir comida menos saludable. Entonces, empezar elaborando una lista de las comidas favoritas para evaluarlas y priorizar las más nutritivas, e descartar las menos saludables, a partir los ingredientes bajos en calorías y ricos en proteínas, minerales y vitaminas, manifiestas en las etiquetas de los envases, y desde otras fuentes informativas.

Asegurarse de contar siempre en casa con alimentos saludables para cuando tenga que ir a lugares donde se necesite llevar unos refrigerios, tenga al alcance, manzanas, naranjas, plátanos, u otras frutas frescas, o verduras naturales tales como apio, tomates, zanahorias y pepinos, o productos cárnicos, o lácteos bajos en grasa bien sea, yogur, leche y quesos.

Definitivamente, se debe tomar el tiempo suficientemente necesario como una de las prioridades para revisar el inventario y por ende incluir en la lista de compras en el supermercado los déficits de alimentos en casa, a fin de reabastecer la despensa y el refrigerador oportunamente con las opciones saludables. Al principio, se tendrá dificultades para evaluar las comidas por lo que no se debe frustrar ya que se están dando los primeros pasos en la dirección correcta. Con el tiempo, se mejorarán las calidades de los alimentos disponibles y será más fácil elaborar comidas saludables de manera habitual.

Calvet Personal Training LLC está a la disposición para ayudar a mejorar la calidad de vida, visítenos en el 7428 S Dixie Hwy, West Palm Beach, FL, 33405, o en www.calvetpersonaltraining.com, pero previo comuníquese a través del 561-512-9081, o vía info@calvetpersonaltraining.com para fijar una previa cita.

Artículo en idioma inglés, clic siguiente link:

https://bit.ly/2Y2O8RQ

Similar Articles

Comments

Noticias recientes