Advertisement

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, está inclinado a declarar una emergencia nacional para asegurar el financiamiento militar para su prometido muro en la frontera sur si las conversaciones entre los funcionarios de la administración y los principales legisladores de ambas partes continúan estancadas, dijo este sábado a CNN un funcionario de la Casa Blanca.

Si bien no es el plan preferido de la administración, el uso de los poderes de emergencia para financiar el muro “proporciona una salida” en medio de una serie de reuniones polémicas y desacuerdos entre funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional y legisladores demócratas sobre aspectos básicos relacionados con la seguridad fronteriza, dijo el funcionario.

Advertisemen

“Solo podemos permanecer así un tiempo más”, dijo el funcionario, quien asistió a ambas reuniones con los funcionarios del Congreso en la Casa Blanca liderados por Trump esta semana, explicando que las disputas fácticas han colgado las discusiones.

A medida que el cierre parcial del gobierno entra en una tercera semana por la disputa de financiamiento, Trump ha dicho públicamente que rechazará cualquier plan que incluya menos de 5.600 millones de dólares para un muro fronterizo. El presidente reconoció este viernes la posibilidad de usar los poderes de emergencia para financiar el muro y dijo que “podemos llamar a una emergencia nacional debido a la seguridad de nuestro país”.

“No lo he hecho. Puede que lo haga”, dijo Trump. “Podemos llamar a una emergencia nacional y construirlo muy rápidamente”.

En varias ocasiones, las discusiones se volvieron conflictivas durante las presentaciones de la secretaria de Seguridad Nacional Kirstjen Nielsen. Según el funcionario de la Casa Blanca, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, recortó dos veces las presentaciones de Nielsen para descartar las estadísticas del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) sobre seguridad fronteriza por ser inexactas.