Un muro de hierro que nos separa

0
654

Cuando en 1987 el presidente Reagan dijo “Mr. Gorbachev, tear down this wall” (derrumbe ese muro) el mundo entero sintió en sus corazones la emoción de un futuro de unión y paz.

Pero hoy en día hay un muro de hierro aquí mismo en los Estados Unidos, que está separando familias y rompiendo corazones. Decenas de inmigrantes mueren cada año en un territorio desértico cuando tratan de cruzar a Estados Unidos. Ellos sólo quieren trabajar y conseguir una vida mejor.

Hace 20 años, Yolanda Rave viajó de Colombia a Florida con su familia, con visas de turistas y se quedaron. Pero hace 7 años, una pequeña infracción de tráfico cambió su vida: Yolanda fue deportada, la familia separada, y el futuro de todos ellos truncado. Desde 2009, 2 millones de familias han sufrido ese castigo.

El año pasado, la Operación Mariposa, recaudó fondos para que las madres pudieran viajar hasta la zona fronteriza, y Yolanda pudo abrazar a una de sus hijas, pero sólo a través de la valla de hierro en la frontera de Nogales en Arizona.

Ahora, nosotros somos los que le decimos al presidente de esta poderosa nación: Presidente: ¡tear down this wall! ¡Derrumbe ese muro y pare las deportaciones!

Un muro de hierro que nos separa