Advertisement

No es difícil sentir gratitud cuando las cosas salen bien. Está científicamente comprobado que contar nuestras bendiciones mejora la salud, pero expresar gratitud cuando la vida nos enfrenta a grandes retos y adversidades, para eso sí hay que poseer una personalidad fuerte y un carácter inquebrantable.

 

Advertisemen

¿Cómo podemos expresar gratitud cuando uno siente que tiene poco que agradecer?

 

Recuerda que cada problema que enfrentas es una lección disfrazada, ello pudiera convertirse en una bendición futura. Recuerda que el sufrimiento no te derrota -te fortalece.  El estrés no te hunde, te hace recapacitar. Las lágrimas no secan tu vida, riegan el fruto de tu misericordia.

 

Y ahora que de nuevo nos enfrentamos al Día de Acción de Gracias aquí en el Semanario Acción estamos llenos de gratitud por tantas bendiciones que la vida nos regala a diario y agradecidos incluso por las bendiciones enmascaradas de contratiempos. Y para ello les dejamos con esta cita de la escritora Julie Anne:

 

“Sin la oscuridad, puede que nunca sepamos lo brillante que las estrellas brillan. Sin las batallas, no podríamos saber cómo se siente la victoria. Sin la adversidad, nunca podremos apreciar la abundancia en nuestras vidas. Sea agradecido, no sólo en los tiempos fáciles, pero por cada experiencia que te ha convertido en lo que eres.”

Gratitud tanto en los malos como en los buenos tiempos