Advertisement

Una mujer militar que se disparó a sí misma y provocó que se declarara un estado de alerta -por la presencia de un “tirador activo”- en la guarnición del Ejército estadounidense en Fort Lee, Virginia, murió tras pasar varias horas de estar ingresada en un centro médico.

“La soldado fue declarada muerta hoy en el Centro Médico VCU después del incidente”, indicó la guarnición militar de Fort Lee en su página oficial de la red social Facebook.

Advertisemen

La militar, que no ha sido identificada, se disparó a sí misma sin ocasionar otras víctimas después de encerrarse en una oficina de un complejo de cuatro pisos en la base militar, situada a unos 45 kilómetros al sur de Richmond, en Virginia.

“La Policía de Fort Lee respondió menos de dos minutos después de detectarse el incidente, y rápidamente estableció contacto con el individuo”, dijo el Ejército en un comunicado citado por la cadena de televisión Fox News.

“Durante el curso de la negociación con la soldado, ella presuntamente se apuntó a sí misma con el arma”, agregó.

Tras detectarse el incidente, se declaró el estado de alerta en la base y todo el personal recibió órdenes de encerrarse en sus oficinas, mientras que los familiares de los militares asignados a la base debieron permanecer en sus casas mientras la Policía Militar investigaba el caso.

Menos de una hora después, los responsables de la base levantaron la alerta y la guarnición retomó sus actividades cotidianas, con vehículos entrando y saliendo del perímetro.

La guarnición militar cuenta con unos 3.500 habitantes, entre civiles y militares, y la base es sede de varios mandos del Ejército de Tierra, además de la Universidad de Logística y la Escuela de Armamento.

El tiroteo es el cuarto acto violento este año en una base militar de Virginia, según medios locales.

Soldado murió tras dispararse a sí misma y desatar alerta en base militar de EE.UU.