Adiós al 2021

0
70

Se acerca el final de un año, un período de nostalgia, donde brotan muchos sentimientos, lo que conlleva hacer un recuento de los aciertos y errores que hemos cometido en algunas ocasiones, para demostrar gratitud y pedir perdón.

Aunque para otros significa dar rienda suelta a los excesos y celebraciones en las que nunca falta alcohol, comida y los buenos bailes, despedir el año que termina es un buen momento para fijarse metas y seguir adelante.

El último día del año es muy importante para el ser humano no culturalmente hablando, sino porque es el día en que la Tierra completa su ciclo alrededor del Sol, y es señal de que nuestro planeta está iniciando un nuevo ciclo y nosotros debemos iniciarlo con él también.

Por ello, los seres humanos debemos hacer un recorrido de nuestras vidas y aunque sea por un momento enfocarnos en nuevos propósitos para el año que va a comenzar.

De todos es sabido que cada ser humano es dueño de su voluntad, de sus pensamientos, de sus actos y sentimientos; pero basta con abrir los ojos para asumir lo que tenemos delante y volver a usar nuestras capacidades naturales, para recobrar la fuerza interior y poder enfrentar las dificultades, y razonar con sensatez para actuar con honestidad, para así ejercitar la voluntad día a día, y saber qué es lo que hemos vivido y poder proyectar nuestras vidas hacia el mañana.

Ya es hora de sentirnos dignos, felices, dar amor y respeto, aún en medio de los problemas es la mejor manera de salir de ellos.

Ver con claridad nos ayudará a no esperar del Año Nuevo regalías y auténticos dones.

Cada uno de nosotros tenemos de ser capaces de preparar nuestro camino para un mejor futuro.

Aunque a través de la historia todos celebramos el cambio, para cada cual es una decisión personal y única.

“No existen sueños muy grandes, así que no tengan miedo de soñar. No existen soñadores pequeños, así que no tengan miedo a luchar. Solo en ustedes se encuentra la clave para alcanzar sus metas”.

Me despido de ustedes por este año, con estos estos pensamientos que serán de gran utilidad ponerlos en la agenda del 2022.

• “Donde haya un árbol que plantar, plántalo tú. Donde haya un error que enmendar, enmiéndalo tú. Donde haya un esfuerzo que todos esquivan, hazlo tú. Sé tú el que aparta la piedra del camino.” Gabriela Mistral

• No enumeres jamás en tu imaginación lo que te falta. Cuenta, por el contrario, todo lo que posees. Verás, en suma, que la vida ha sido espléndida contigo. Amado Nervo.

¡Feliz año para
todo el mundo!